Nada es permanente

Si bien la rosa pierde al mediodía la hermosura que tenía en el alba,la belleza que irradiaba entonces era algo real.
Nada en el mundo es permanente, y somos necios cuando pedimos que algo perdure.
Y somos más necios si no lo disfrutamos mientras lo tenemos.

Somerset Maugham