Emociones

A lo largo de nuestra vida, los minutos pasan como una abeja que solo se detiene por un momento para absorber el néctar de las flores.
Así nosotros pasamos de un lado a otro corriendo por esto y por aquello. Nos olvidamos a veces hasta de nosotros mismos y de lo bello que luce la tierra cuando te llenas de paz.
Toma uno de esos minutos; y ve si puedes, respirar profundamente y apreciar tal vez algo por lo que corres y está tan 
cerca, que tu prisa no te dejo verlo.

Desconozco al autor